Seleccionar página

A día de hoy las impresoras 3D que puedes encontrar en el mercado a un precio razonable sólo pueden crear objetos de plástico, que un cabezal calienta hasta hacerlo líquido y va depositando en finas capas para crear la forma deseada. Pues bien, unos investigadores de Harvard han desarrollado ya una impresora 3D que será comercializada por la compañía Voxel8 y que une un cabezal que funde plástico con uno que puede fundir un material conductor para crear circuitos sobre una pieza o en su interior, lo que significa que puede crear ella sola piezas u objetos con la electrónica directamente integrada.

 Impresora-3D-Voxel-8-pieza-impresa

     La revolución que propone esta tecnología es que hasta ahora, los elementos electrónicos (generalmente placas de circuitos) han sido siempre bidimensionales (aunque pueden después unirse con cables distintas placas hasta crear un objeto tridimensional). Sin embargo, gracias a sistemas como la impresora Voxel8, ahora se pueden crear circuitos tridimensionales, lo que abre un nuevo universo de posibilidades al diseño de aparatos electrónicos, robots y todo tipo de piezas que pueden integrar electrónica en su superficie o su interior.

Software-Impresora-Voxel-8-1                 Software-Impresora-Voxel-8-2

     La impresora ya está a la venta a un precio de unos 9.000 dólares, no demasiado asequible para un particular, pero sí al alcance de muchos profesionales de la electrónica o laboratorios de ingeniería y desarrollo de productos de electrónica, robótica o de cualquier tipo de elemento que pueda beneficiarse de esta integración de partes mecánicas y electrónicas. Lo cierto es que incluso sin ser ingeniero electrónico o experto en robótica te puedes maravillar de las posibilidades que brinda la tecnología de estas nuevas impresoras tridimensionales que unen distintos materiales y que demuestran que en unos pocos años podemos asistir a una revolución todavía mayor que la vivida hace un par de décadas con las impresoras “bidimensionales”.